viernes, 11 de diciembre de 2015

El mundo

Yo no creo que exista el pesimismo ni el optimismo. En realidad, el mundo es uno solo con muchas realidades diferentes, y con millones y millones de seres humanos con millones y millones de subjetividades y cabecitas diferentes que le dan significado a ese mundo.
    Desde mi subjetividad puedo ver que el mundo es hermoso, la naturaleza y la realidad general que nos rodea es hermosa y perfecta. Nuestra naturaleza humana no es perfecta pero es también genuina y admirable. Tenemos música, tenemos gestos, tenemos amor, tenemos un cielo y una tierra y capacidad de comunicarnos.
   El problema está en nosotros. Somos nosotros los que hacemos la guerra en lugar de hacer el amor, somos nosotros los que ensuciamos nuestro hogar en lugar de cuidarlo y limpiarlo, somos nosotros los que nos importa un carajo nuestro entorno y nuestra Tierra y lo menospreciamos. Tenemos todas las capacidades y todas las virtudes para crecer como personas y como humanidad y sin embargo nos destruimos. Nos echamos culpas los unos a los otros, no nos importa el que tenemos al lado, total, no es problema mío.
        Las sociedades del mundo van a mejorar el día en que salgamos a la calle y saludemos a nuestro vecino por gusto y no por obligación moral. El día en que pensemos en el futuro de nuestro planeta y de nuestros hijos y nos involucremos en la ecología. El día en que no insultemos al otro ni lo menospreciemos porque nos cae mal o porque piensa diferente a nosotros. El día en que podamos cerrar los ojos y aprender a amar al otro con el corazón, sin miedo a que nos lastime, sin miedo a que salgamos destruidos nosotros.
       Vamos a mejorar el día en que entendamos de que nosotros como individuos somos superfluos. Sólo existimos nosotros como lo que somos, una familia de millones de personas.

5 comentarios:

  1. Es cierto el mundo es tal como nosotros lo hacemos así es la vida de cada uno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No debería haber guerras, cierto. Todos, sin excepción deberíamos disfrutar de los bienes naturales, pero que es la guerra sino la ambición, el afán de poder, y eso deshumaniza. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Hellen!!!

    Yo no creo que nadie salude por obligación...Yo desde luego no. Saludo con gusta con amor, a quien conozco, si es alguien desconocido me saluda, yo también le devuelvo el saludo con agrado.

    Cada persona es un mundo y cada cual se comporta como es, lo malo está en el que finge ser lo que no es.

    Un placer leerte mi niña.
    Un abrazo con mis mejores deseos de to lo bueno.
    Que este año nuevo qué se avecina, te traga abundancia y se haga realidad todos tu sueños.

    Se muy muy feliz.

    Nos vemos" en enero. Si Dios quiere.

    Chauuuu.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho este punto de vista de la vida, me gusta ver como de diferentes son de los mios y aprender de ellos.


    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar