sábado, 14 de noviembre de 2015

Tu problema

      Yo siempre fui tu problema.

     Siempre me viste como ése tema en el que no hay que pensar, ése tumor que debe ser extirpado, esa cosa molesta que zumba en los oídos y hace ruido. Siempre pensaste que cualquier cosa que pudiste sentir por mí estaba mal porque no funcionaría.

    Y ahí estás, empedernido, celestial, siquiera impóluto. Aunque tus ojos sigan llorando, yo no sé si quiero abrir los míos. Sería demasiado.

"No seas tan vos cerca de mí. Me gusta tanto que me hace mal."

No vas a cambiar.
No voy a cambiar.

5 comentarios:

  1. Cada entrada tuya me deja impresionada, siempre tiene un mensaje guardado que me hace reflexionar, y tu foto tan enigmática. No cambies nunca para gustarle a alguien, si de verdad una persona nos quiere, lo hará tal y como somos.
    Me has traido recuerdos la verdad, un beso <3

    ResponderEliminar
  2. El problema de no reconocer al otro con sus yerros y aciertos. Siempre mirando la joroba del otro. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  3. ANDO EN LO MISMO
    ME HA ENCANTADO COMO ESCRIBES

    ResponderEliminar