miércoles, 25 de noviembre de 2015

25/11/2015

Me siento mal, me siento terriblemente mal. Y me estuve sintiendo así en los últimos días.


De un día para el otro me creció una anomalía en uno de los pechos, no sé si es un nódulo, un tumor, una pelotita de grasa, o qué carajo. Me da miedo. Ya sé que no suelo hablar de estas cosas en el blog, pero la verdad es que ahora mismo esto ocupa todo mi tiempo. Me duele cuando me levanto, cuando duermo, cuando quiero salir a hacer mis cosas, a veces incluso cuando respiro. Siempre fui sana, no hago ejercicio a diario pero soy de todas formas una persona muy activa. Me siento sin vitalidad, cansada. Me siento anciana teniendo dieciséis años. Subo las escaleras, me duelen las piernas y la cabeza y el pecho y de vuelta me vuelvo a cansar y necesito tirarme en mi cama.
 Mi mamá también tuvo problemas con este tipo de afección, a ella le diagnosticaron nódulos benignos y ya pasó por el quirófano. Pero yo tengo miedo. No sé (y lo remarco, NO SÉ) si tiene algo que ver o no, pero mi papá falleció de cáncer (no en el pecho, obvio).
Espero solamente estar siendo dramática (porque vivo histeriqueando de todo como una forra) y que no vaya más allá de eso, un dolor. Sin embargo es cuestión de esperar hasta ir al médico.


En el plano un poco más personal no me siento del todo mal, pero tampoco del todo bien. Los dolores menguaron mi vitalidad y hay muchas cosas que quiero hacer, pero que no puedo hacerlas porque me canso o porque me duele demasiado la cabeza. Mañana tengo un examen final de lenguaje musical y espero sentirme bien como para acudir. Quiero tocar el piano, quiero dibujar, quiero salir con amigos, y no me siento con ganas de hacer nada.
 Además de sentirme frustrada hay un puñado de amigas que hace mucho que no veo y que no estoy segura de que tengan intención de verme. Lo que hago mal, de cualquier forma, es asumir (si no me escriben, no les importo), pero no puedo evitar sentirlo. Hace mucho que no veo a mi mejor amiga y la última vez que hablé con ella fue para discutir, así que honestamente no sé que hacer. Ya hice, creo, todo lo que tenía a mi alcance, y sin embargo pareciera que no es suficiente. Con eso y con todo. Intento y no sale. Pruebo y fallo.

El peor sentimiento es percibir como todo se va yendo de mi control.

PD: Un día de estos voy a publicar algo un poco menos depresivo. Confíen en mí.

8 comentarios:

  1. Hola Hellen:
    Deseo con toda mi alma que lo que cuentas aquí acabe siendo una falsa alarma. Pero... por favor, intenta con mucha determinación mantener inquietudes y miedos a raya, sin que te invadan. Es difícil, desde luego, cero creo que tú puedes. Seguro.
    Mucho ánimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Hellen:
    Deseo con toda mi alma que lo que cuentas aquí acabe siendo una falsa alarma. Pero... por favor, intenta con mucha determinación mantener inquietudes y miedos a raya, sin que te invadan. Es difícil, desde luego, cero creo que tú puedes. Seguro.
    Mucho ánimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Espero de verdad que no sea nada preocupante, que así como rápido vino se vaya. Ve al medico rápido, saludos.

    ResponderEliminar
  4. El bog es una catarsis, y sabes que al otro lado hay personas que te escuchan, y aprecian. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  5. No dejes pasar el tiempo y que los exámenes médicos sean pronto, pues ya conoces la canción, mejor cogerlo a tiempo.
    Mis deseos que no sea nada y que tan solo sean unos días bajos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Te comprendo, aunque al final acaban siendo días bajos, como ya bien dicen arriba.
    Es cuestión de tiempo que se aclaren las cosas y te sientas mejor, no decaigas, no merece la pena.

    ¡Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Me gusta leerte
    Te cuento ir al medico es lo mejor para tu mente
    .No le des mas vueltas en la cabeza
    tus hormonas te lo piden
    Anda al medico y luego trata de a poco de quererte mucho
    Ya veras te irás sintiendo cada dia mejor

    ResponderEliminar