jueves, 4 de septiembre de 2014

Quizás las cosas simplemente no son lo que deberían haber sido.

4 comentarios:

  1. Mi niña, siempre es demasiado pedir, habrá que conformarse con el tiempo que puedan durar.
    Agradezco tu visita y tus letras en mi espacio.
    Vuelve cuando quieras, siempre habrá algo en mis pucheros que pueda compartir contigo.
    cariños en un abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  2. Yo ni lo pensaba. ¡Estaba tan seguro!...
    Quizá la existencia que conocemos se componga de varias vidas, quizá el período entre nacimiento y muerte sea una reproducción a mínima escala de la infinitud del alma. Quizá venga a ser como en "El gran teatro del mundo", pero en cada representación los distintos actores encarnan personajes diferentes. No lo sé. Pero qué seguro me sentía de que "siempre" era un concepto, real y posible.
    En todo caso creo que hay que dejar el alma en cada papel que hagamos, papel que tampoco sé si nos toca o lo elegimos; tal vez hasta escribimos nuestro propio guión y el universo no es más que un gran teatro de sesión eterna.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué profunda y acertada reflexión! En esta vida aún hay muchas cosas que descubrir, preguntas que responder, misterios que desengranar...
      Saludos :)

      Eliminar