lunes, 29 de septiembre de 2014

"Cada uno de nosotros está formado por una cadena de lazos indestructibles de defectos y virtudes por igual. El secreto de la vida está en poder dar a la luz tus virtudes, y no esconder tus defectos -sino aceptarlos. Cada uno es feliz a su manera, cada cadena de lazos es única e irrepetible, y está en el deber de cada uno descubrirse a sí mismo y lograr ser feliz, errando y brillando, porque éso es lo que nos hace perfectos."

5 comentarios:

  1. Buenos dias Hellen... Nadie es perfecto, y cuanto mas nos creemos que somos perfectos, mas imperfectos nos volvemos. Hay una palabra que creo lo podría definir... "Humildad", cuanto mas humilde, mas perfecto.. !No te parece..!!
    Un saludo....

    ResponderEliminar
  2. Pues bien prometías en tu tierna edad!.
    Bella toma, en la cual te se veía una mujer alegre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. que linda reflexión no puedo creer que sea de una niña de 13, lastimosamente hay mujeres que tratan de esconder quienes son.

    ResponderEliminar
  4. La ilustración estupenda. Y en el comento de tu texto, tienes razón, porque hay una sentencia, dubito sobre su generador, Sócrates o Platón, de conócete a ti mismo para conocer lo demás. UN abrazo desde Colombia. Carlos

    ResponderEliminar
  5. Una muy buena reflexión. Veo que de jovencita ya apuntabas maners...La gràcia de la vida està en mantener el equilibrio entre lo positivo y lo negativo, aunque lo ideal seria que la balanza se decantara por el lado de las cosas positivas...
    Besitos.

    ResponderEliminar