sábado, 6 de septiembre de 2014

-Eres tú -susurró-. Nunca debiste haberte ido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario