domingo, 9 de febrero de 2014

Algunas personas...

Algunas personas disfrutan con el simple hecho de verte caer. Gozan cuando te rendís; les encanta verte llorando, sufriendo, lamentándote.... Es gente que por alguna razón se siente tan bien al comparar su vida con la tuya, su personalidad, sus virtudes, sus defectos, que de alguna manera te necesita para saber lo que vale.
   Lamentablemente el mundo está lleno de estas personas. Personalmente, yo conozco demasiadas y están muy cercas a mí en mi círculo social, lo cual podría ser un poco -bastante- tóxico, digo yo... Personalmente he tenido que soportar que una persona se regocije a tal punto cuando cometo un error, que su felicidad llega a un punto tan extremo que pareciera que hubiese cumplido el sueño de toda su vida. Y eso no me parece algo bueno. Más allá de que yo ya haya aprendido a cerrarme a cualquier tipo de comentario ofensivo, no creo que ese tipo de conducta sea demasiado saludable para el agresor, que poco a poco va envenenándose con cada acción que hace.
   Que tu felicidad dependa de los errores de tu enemigo es la peor falta que podrías cometer. Tu felicidad debería depender, primero y principal, de vos mismo. Quizás descargarse en los demás les ayuda a sentirse mejor con ellos mismos, qué se yo. Tema de ellos. Pero yo no voy a involucrarme con sus desórdenes personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario