sábado, 9 de marzo de 2013

Cayó.

"Cansada ya de sus decisiones y sus frustraciones, se paró al lado del balcón del ala este, mirando el jardín que se hallaba a sus pies y el adusto clima que nada tenía que envidiar a su harto ánimo.
  ¿Por qué? ¿Por qué no podía ser una bailarina normal y corriente? Se sentía encerrada,frustrada, pero encerrada en los barrotes de su mente. No podía hacerlo. Se rendiría.
  Agradeció todos sus logros,prometió que no los abandonaría,pero lloró. Una precoz lágrima recorrió su rostro maltratado por el activo día y fue parar abajo,muy abajo,entre las hortensias y los sicomoros. Sus zapatillas de baile no eran zapatillas de baile. El cemento de sus pies las estaba raspando. Se quitó el rodete, y se sentó en la balustrada. Cayó adrede de espaldas. Cayó esa húmeda tarde de sábado al igual que esa lágrima, su felicidad,y sus sueños tan bien construidos durante tantos meses de ambrosía..."

2 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por tu comentario guapaaaa!! Tienes un blog GENIAL!! Te sigo desde ya! 1besazo desde http://a-little-look-to-my-looks.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, corto pero contundente como a mí me gustan. Buen escrito. :-)

    atlantis2050.blogspot.com

    ResponderEliminar